¿Por qué unos niños se esfuerzan y otros renuncian?

Un estudio conjunto de las Universidades de Stanford y Chicago, da respuesta a esta pregunta y, aunque nos cueste creerlo como padres y madres, se debe al tipo de elogio que el niño recibe. Para corroborar esta información, la investigadora analizó a más de 40 familias, con niños que tenían cuando empezó el estudio 14 meses y que al finalizar tenían 8 años. Aquellos que recibieron elogios por sus habilidades, mostraban menos interés por los desafíos que aquellos que habían recibido alabanzas sobre su esfuerzo.

Lee el artículo completo en: https://www.guiainfantil.com/blog/educacion/conducta/por-que-unos-ninos-se-esfuerzan-y-otros-renuncian/ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *